Ejercicio global rondo posesión en el cual se trabaja el ritmo de juego aplicando velocidad alta en la circulación del balón y movimientos de apoyos constantes en una situación de 10 contra 7.