Ejercicio analítico sin oposición y sin toma de decisión en el cual se trabaja el movimiento de «oscurecer» respecto al adversario.